Yucateca gimiendo de placer en su hamaca mientras la lleno de mi leche chilanga

Descripción

Neta que las mujeres de aquí del sur son bien cachondas,
mucho más dispuestas a una sesión intensa de placer sexual que cualquier hembra
del centro del país, por muy liberal que diga ser. Aquí las viejas, pese a ser
muy religiosas, no tienen ningún empacho en disfrutar de los placeres de un
hombre que las haga vibrar metiéndoles el chorizo entre las patas hasta
exprimirles la papaya con tanta intensidad que dejó su hamaca chorreando de sus
jugos de hembra mientras gritaba con tal fuerza que no dudo que las chismosas
de las vecinas hayan escuchado nuestra maratónica sesión de sexo intenso y de
placer inacabable en esta joya de ciudad que es la blanca Mérida