Rusita recibe mecos en cantidades industriales y llora

10 min

Esta chava se llama Elya en la industria del porno, llegó a parar a un salón lleno de vatos jalándosela como locos, ella había aceptado ya su destino de cojer con ellos y ser sometida a un bukkake extremo pero de esos que se pasan de lanza, tanto es así que ella requiere de la ayuda de otra vieja que le sostiene la cabeza para que no decaiga en su intento por tragarse tantos mecos como sea posible, ella derrama algunas lágrimas pero son de felicidad, se siente embargada de alegría al saber que está rodeada de mucho cariño y amor, hay un wey que da indicaciones y es comprensible ya que ante tanto vagabundo en el lugar hay que mantener el orden para que la carita de esta hija de Putin reciba bien toda la leche. 

Compartir Tweet