Repartidora de pizza sació mi apetito de comida y de sexo

11 min

No voy a negar que mi chamba de godinez me tiene muy atareado desde la mañana hasta tarde por la noche pero me gusta, a veces cuando estoy muy ocupado tengo que ordenar comida delivery, se me antojó pizza y pensé que vendría el repartidor de siempre con la cara llena de acné pero no, era una chava hermosa, me pareció algo extraño pero ni modo le acepté la pizza y pensé en darle una buena propina pero ella quería otra cosa, no entiendo bien cómo se dieron las cosas porque no suelo cojer viejas así de rápido, pero ella me la mamó con tantas ganas que despertó en mí el bato verga loca y se la metí por la panocha y por el culo… uff dios mío ese día fue raro pero inolvidable! Ala repartidora le gustan intelectuales. 

Compartir Tweet