Mi joven madrastra cachonda estaba necesitada de un macho joven y potente como yo.

4:35 | Categorias: AZTECA PORNO
Descripción

Papá siempre ha sido un cabrón mujeriego que le hizo la vida de cuadros a mi madre hasta que nos abandonó. Pero como tiene un chingo de lana, no tardó mucho en encontrarse a una morra interesada que aceptó deslechar a mi padre a cambio de que el vejete la mantenga. Pero como era obvio, la vieja todavía está lo suficientemente joven para seguir sintiendo esas punzadas en la panocha que impulsan a las hembras en celo a buscar un macho cogelón que las haga chorrerarse de placer para liberar la presión sexual que sienten entre las piernas. Como yo soy el hombre más cercano, la zorra no dudó en seducirme para que me la chingue a diario.