De a perro con mi media hermana jovencita en la casa de papá y su nueva esposa.

1 min 11 sec

Cuando me volví mayor de edad mi padre y mi madre se
reunieron para contarme que en realidad su matrimonio era una farsa y que papá
tenía otra familia con la que se iba a ir, sólo estaban esperando que yo fuera
hombrecito para poder vivir cada quien su vida. Aunque lo odié por un tiempo,
cuando conocí a mi hermosa media hermana no pude evitar perdonarlo únicamente
para tener la excusa de que iba a verlo para poder ir con su otra familia y
poder pasar tiempo con mi media hermana. Ella igualmente se enamoró de mí y en
secreto empezamos a besarnos, a fajar a escondidas en su casa, hasta que ahora
se fue de vacaciones sin ella y tuvimos la casa sola para vivir nuestro romance
incestuoso sin tapujos.

Compartir Tweet