Colegiala de Coatzacoalcos gritando de placer mientras me corro adentro de ella.

5 min 132 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 1,50 de 5)
Cargando…
Descripción

No sé porqué pero tengo el don de atraer a un chingo de
morritas estudiantes ganosas y virgencitas que andan locas por las hormonas y
con ganas de comerse un chorizo de buen tamaño para que su primera vez sea
completamente inolvidable. Obviamente, después de que les doy su primera
ordeñada de panocha, las viejas se vuelvan adictas a la verga como locas y me
ruegan porque las meta de nuevo a un motel para ponerlas patitas al hombro y
comerme todos sus jugos mientras lamo furiosamente su pepita para dejarlas bien
mojadas y flojitas para que aguanten los empujones de fierro que le doy con mi
pito grueso y venoso que sin compasión entra y sale furiosamente de su chocho
joven y aguantador.