Camarera coje con sus compañeros en horas de chamba

16 min

Este desmadre ocurrió en un restaurante de comida rápida, ella era la única camarera del negocio y los demás eran todos vatos, ella era linda y culona, los ingredientes necesarios como para que el desmadre se arme y ella entregue su culito a las bajas pasiones de estos pendejos, ella parece que los recibe porque son nuevos pero con muchas ganas de sacar el negocio adelante, pero de alguna forma se las arreglan para cojérsela por turnos sin que ninguno de los comensales se de cuenta, uno de ellos es algo menso o tal vez no quiere arriesgar su chamba y pone cara de pinche sorprendido cuando ve a su amiguita cojer, pero tampoco se salva porque a esta morra le gustan las reatas duras aunque le duela recibirlas!

Compartir Tweet