Toda la banda de suertudos pudo zamparle el palo a la putita borracha de la Yoli que sólo se reía mientras la grabábamos.