Tirándole paro a la doña de la tienda, y también un buen palo a la culera. Me dijo que le llegara a su casa pero aproveché para llegarle al culo

Siempre me he llevado chido con esa doña pensando en que un día por lo menos podría chuparle las tetas. Pero nunca me pasó por la mente que al final hasta la mierda le iba a sacar rascándole el pedorro. El otro día cuando me dijo que me pasara a la casa para ayudarle con algo lo último que pensé era que me la iba a picar finalmente, pero de a tiro ni poquito pensé en el favor que me iba a pedir