Rica tetona infiel me pide a gritos que le meta bien duro la verga hasta que su novio la escucha y nos descubre.

Como todos los fines de semana me fui a un antro para el desastres, cuando fui al baño me di cuenta de que una vieja bien rica me estaba haciendo señas para que me acercara, apenas llegué hacia donde ella estaba y me metió al baño pegándome unos besotes bien sabrosos. Rápido le levanté el vestido y la empine ahí en pleno baño. La morra pegaba unos gritotes bien ricos, tan fuertes que afuera se escuchó todo. Nos empezaron a tocar la puerta del baño y ya no pude terminar de cogérmela. Salimos los dos juntos y era su vato que la estaba esperando. Se la llevó de las greñas a la pobre zorrita.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS