Nos gusta pagarle a las morras en la calle para que nos dejen ver sus tetas y chuparles los pezones chequen cuantas tetas probamos en un solo día.

Mis cuates y yo recorremos las calles en busca de viejas jodidas y buenas que gusten de enseñarnos sus tetas por unos cuantos pesos. Es increíble la cantidad de gatas que se atreven a dejarse manosear y ultrajar por dinero. Para ser sinceros nos fuimos a las colonias más populares. Pero aun así encontramos unas viejas bien sabrosas con tetas hermosas, otras que nada mas era puro relleno, también hubo algunas que parecían muy ricas y a la hora de verlas estaban todas llenas de estrías. Las que más disfrute probando fueron aquellas de pezoncitos pequeños y rosados que se ponen duritos cuando te los metes a la boca.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS