Me cogí a mi secretaria en la convención de la empresa, nos traíamos tantas ganas que ni siquiera queríamos salir del hotel