Estaba mi empleada contándome todos los males de su vida. Yo pensaba que me iba a pedir un aumento o unos días, lo que me pidió fue una metida de verga de aquellas