Le traía ganas a la tetona de hermana, así que la dormí para jugarle la panocha caliente con mis dedos mojados por sus jugos.