La zorra de mi prima me pide perdón de rodillas y con el culo al aire. Todo empezó porque la culera anduvo diciendo que yo era putón