La matadita del salón accedió por fin a chuparme la verga y de paso me enteré que le gusta que se la cojan por el culo