Desde que mi esposa está embarazada se volvió más caliente de lo normal, como buen marido diario le tengo que dar una dosis de mi verga.

Descripción Compartir Comentarios

Mi esposa es una mujer tan zorra que incluso embarazada me pide que le dé una rica cogida. Mi esposa tiene unos cuantos meses de embarazo y la neta que suena como una puta locura pero a mi esposa le encanta mi verga, no puede dejarla atrás a pesar de que este embarazada. A las mujeres no les basta con que les acabes dentro y les hagas traer a un chamaco a este mundo, ellas quieren verga por siempre y para siempre, si no es para que te las cojas al menos es para chupársela y que tragarse la leche, aunque puedo entender a mi mujer, ya que siempre he escuchado que cuando las mujeres están embarazadas andas más deseosas de verga, y pues como hombre no puedo dejarla caliente.

Categorias: BEEG Etiquetas:
Desde que mi esposa está embarazada se volvió más caliente de lo normal, como buen marido diario le tengo que dar una dosis de mi verga.

Comentarios

8:11 26.773 visitas 2 meses