Contratando a una escort madura en Puebla, fui de vacaciones unos días y me gano la calentura, encontré un anuncio en internet y me anime a llamarle.