Aunque está chiquitita y bien flaquita la morra, aguantó vara que le desvirgara su panochita apretadita con mi chilote gordo y hasta se solita se lo metía.

La neta hasta miedo me daba meterle la cabecita de la reata en ese chochito virgen y bien estrecho, sentía que iba a partirla en dos si se la clavaba hasta los huevos. Pero la vieja me sorprendió un chingo y la neta la admiro. Cuando comencé a metérsela en su rajita mojada, la vieja sí empezó a chillar y estaba yo a punto de abortar la misión para ahorrarme pedos si la lastimaba, pero ella me dijo “No, quiero sentirla, quiero ser tuya” y me pidió que me acostara bocarriba para que ella solita se la fuera ensartando y poco a poco le fue entrando hasta que sentí sus nalguitas chocar con mis huevos peludos.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS