A la zorra de mi amante le encanta recibir verga de a perrito para que le enleche todo el culo cuando termino de coger

Esta zorrita vivía al lado de mi casa y cuando acordé ya la había convertido en mi amante. Lo mejor de todo era cuando me llamaba para fornicarla y como traíamos tanta prisa ni siquiera se quitaba la tanga. Pero estaba bien porque a la zorra le encantaba recibirla de perrito para que al vaciarme le llenara las nalgas de leche, y así como traía la tanga se limpiaba todo ahí