đŸ˜” DespuĂ©s de entregarle su comida, esta vieja me propuso que la propina fuera repasarle el culo. Hasta me daban ganas de no cobrarle la comida, luego me acordĂ© que era un chingo de varo y me se la tuve que cobrar